Skip to main content

¿En qué consisten las demencias?, ¿cuál es su sintomatología?, ¿qué tratamientos existen y qué tengo que hacer para abordarlas? Éstas son algunas de las preguntas que se han abordado en el seminario ‘Las Demencias en General y la Enfermedad de Alzheimer en particular: Sintomatología y Evolución’, impartido por Laura Manteca Freire, psicóloga del área terapéutica de AFA Zamora.

Dirigido especialmente a familiares de enfermos de Alzheimer y otras demencias, cuidadores principales y aquellas personas con un especial interés en obtener dichos conocimientos, se ha tratado de profundizar en las demencias y sus diferentes tipos para que cada asistente entienda la enfermedad y pueda actuar mejor en consecuencia.

“Que conozcan en qué consiste la enfermedad; fases, que síntomas se producen, tratamientos o diferentes pautas de actuación es esencial para mejorar el cuidado del enfermo y así poder incrementar su calidad de vida y consiguientemente la del propio cuidador”, incide la psicóloga Laura Manteca.

Entender todo ello les ayuda a ponerse en el lugar de esa persona y adaptarse a la hora de interactuar con ellos, ya que «una de las cosas más importantes y más difíciles de conseguir es la aceptación de la enfermedad«, puntualiza.

Desde el momento del diagnóstico, los familiares viven un proceso donde existen las dudas, los miedos, y donde es necesario que vayan asimilando la información hasta llegar a una aceptación de la enfermedad. Es uno de los pasos más complicados, pero es fundamental para llegar a comprender la teoría y responsabilizar de las diferentes conductas y actuaciones a la enfermedad en vez de a su familiar.

«Si no hay una aceptación, la relación con ese enfermo puede que sea muy difícil, y muchas veces se equivoquen a la hora de actuar o de comunicarse. Este seminario es importante precisamente para facilitarles esa aceptación, remarcando que el enfermo hace lo que hace debido a su enfermedad

Aunque no hay una máxima a seguir, sí se pueden proporcionar una serie de estrategias útiles, siendo conscientes de que cada persona es un mundo y que hemos de centrarnos en ella: estudiar quién es, qué historia de vida ha tenido, qué necesidades tiene, y en función de ello adaptar las herramientas que tenemos a ese caso concreto.

De ahí las preguntas que surgen en estos espacios; «cuando se comentan ciertas cuestiones sobre la evolución del Alzheimer el familiar ve a su enfermo concreto, se lo lleva a su historia personal». Por ello es importante recordar que los seminarios son una aproximación general, sin olvidar la existencia del asesoramiento individual ante necesidades puntuales que también se ofrece desde la Asociación de Alzheimer de Zamora.

Ir al contenido