Skip to main content

El seminario ‘Aplicación de la Sala Multisensorial en demencias’ se ha planteado para dar a conocer la nueva línea de intervención terapéutica que recientemente se ha implementado en el CTD ‘Ciudad Jardín’ dentro del Programa de Estimulación Cognitiva y Funcional: el método Snoezelen; además de la metodología que se ha desarrollado en AFA Zamora, el plan de trabajo y de intervención que se realiza con los enfermos, y la investigación que se está poniendo en marcha en conjunto con el Grupo de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid. En definitiva, “queremos que los familiares conozcan un nuevo recurso que vamos a utilizar para mejorar la calidad de vida de los enfermos de demencia”, resume Patricia Caro, terapeuta ocupacional de la entidad.

Este seminario ha tenido un fuerte componente práctico, ya que los asistentes pudieron ver y tocar los materiales propios de la estimulación sensorial. Conocieron in situ la sala y desarrollaron distintos tipos de ejercicios para comprender mejor qué áreas cognitivas, físicas y sensoriales se pueden trabajar.

Actualmente se está utilizando con un total de 20 usuarios en todos los estadios de la enfermedad, desde leve a severo. Las sesiones se planifican por categorías y, dependiendo del tema que se vaya a tratar, se utiliza una serie de instrumentos; por ejemplo, para la realización de un cuentacuentos se puede utilizar la luz negra, la música y la cama de agua; o para trabajar el tema de los animales se puede utilizar el tubo de burbujas, el haz de fibras y el proyector.

“Los beneficios que se buscan son disminuir las alteraciones de conducta, promover la relajación y que esa relajación pueda ser aplicada también en otros espacios, mejorar los niveles de comunicación, tanto verbal como no verbal, favorecer el mantenimiento de las capacidades cognitivas, físicas y sensoriales. Esto también repercute a la hora de trabajar en los talleres y mejora la atención y la interacción grupal.”

seminario

Ir al contenido