Skip to main content

Gracias a la colaboración de AFA León y de la residencia San Raimundo en Coreses, alcanzamos el objetivo de 125 participantes de la muestra española recogida para la investigación “Análisis y correlación entre el genoma completo y la actividad cerebral para la ayuda en el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer», llegando a un total de 250 entre España y Portugal.

Ahora es el momento de trabajar sobre los datos recogidos y extraer conclusiones basadas en el genoma completo (muestras de mucosa bucal) y en la actividad cerebral (electroencefalograma).

En cuanto a las muestras de ADN, será el Centro Nacional de Genotipado de Santiago de Compostela quien se encargará de su análisis. Por su parte, el Grupo de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid aplicará métodos avanzados de procesado de señal para estudiar las alteraciones que la enfermedad provoca en la actividad cerebral.

Sobre el proyecto

Este proyecto, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER en el marco del programa Interreg V A España – Portugal (POCTEP) 2014-2020, se está desarrollando conjuntamente por la Asociación de Alzheimer de Zamora, el Instituto de Patologia e Imunologia Molecular da Universidade do Porto – IPATIMUP (principal beneficiario), el Grupo de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid y la Associação Portuguesa de Familiares e Amigos de Doentes de Alzheimer – Delegação Norte.

El objetivo fundamental de este proyecto consiste en diseñar una herramienta basada el análisis del genoma completo (mediante muestras de mucosa bucal) y de la actividad cerebral (mediante el electroencefalograma, EEG), que simplifique los actuales protocolos de diagnóstico.

Los resultados del proyecto permitirán definir las características estructurales y funcionales de la red neuronal que permitan delimitar patrones patológicos, útiles para entender la evolución de la dinámica cerebral en diversas etapas de la enfermedad de Alzheimer. Por otro lado, el análisis del genoma completo permitirá identificar regiones genómicas asociadas con la enfermedad, como son aquellas que conlleven a alteraciones en la secuencia y estructura de las proteínas involucradas en su desarrollo. Combinando estas dos aproximaciones (genoma y EEG), se pretende encontrar nuevos biomarcadores que permitan identificar de forma precoz la EA, a la vez que simplifiquen la compleja detección de sus formas incipientes.

Ir al contenido